El nieto Guillermo Pérez Roisinblit reclamó la aceleración del juicio RIBA

Guillermo Pérez Roisinblit sostuvo que hay una desaceleración en el juicio oral y público que se desarrolla en San Martín por la causa RIBA (Regional de Inteligencia de Buenos Aires), en la que se investiga y juzga la desaparición forzada de su mamá y su papá, Patricia Julia Roisinblit y José Manuel Pérez Rojo, víctimas de la última dictadura cívico-militar. “¿Cuánto tiempo más le va a pedir la justicia a mi abuela que espere? Tiene 97 años”, sostuvo Guillermo.

Además, reflexionó sobre la declaración de su apropiador Francisco Gómez en la audiencia previa a la feria judicial, que marca un cuarto intermedio hasta el 8 de agosto. En conversación con Identidad en construcción, el programa de Abuelas de Plaza de Mayo, Guillermo sostuvo que Gómez “me contaba que sacaba a mi mamá vendada y tabicada a los jardines de la RIBA y la amenazaba para que no hiciera una estupidez porque si no, le decía, le iba a tener que hacer daño” y que “en el 2003, cuando lo iba a visitar donde estaba detenido, me amenazó de muerte, porque había tenido la ´desfachatez´ de ir a Abuelas por mi origen y para saber si Mariana era mi hermana”.

En el año 2004, a través del Banco Nacional de Datos Genéticos, se constató la identidad de Guillermo y pudo encontrarse con su familia: su abuela Rosa Roisinblit y su hermana, Mariana Eva Pérez Roisinblit.